No se quiebra ni se dobla

Luego de 12 años de llantos, sufrimientos y luchas, finalmente los fieles hinchas de Ferrocarril Oeste pudieron festejar el levantamiento de la quiebra que aquejó al club durante más de una década.
Casi como si fuera un campeonato, una multitud salió a desfilar y festejar por la emblemática Avenida Rivadavia que su batalla había llegado al fin y con un fin feliz.
Todo comenzó un 20 de diciembre de 2002 cuando producto de una sucesión de malas administraciones, la crisis del país y malvender sus recursos, Ferro fue decretado en quiebra.
Al comenzar del proceso se ofrecieron varias soluciones como por ejemplo vender parte de los terrenos que forman parte del club, sin embargo sus persistentes socios se negaron rotundamente y gracias a sus aportes económicos lograron saldar la deuda por un monto menor que el inicial.
El proceso por el que atravesó la entidad no fue el único en su especie, en la misma época se decretó la quiebra de Racing y de Chaco For Ever, quienes también pasaron largos años en la misma situación judicial.
Si bien ayer se celebró en las calles, todavía resta que la juez que entiende en la causa, Margarita Braga, finalice con algunos detalles, autorice al club a llamar a elecciones y así finalizar con el último Órgano Fiduciario que administró la institución.

Es el merecido cierre de una etapa para el emblemático de Caballito que a fuerza de voluntad de quienes lo componen y que respetaron su historia, puede volver a ser de quiénes nunca dejó de ser...sus socios.
Fuente: Olé

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Volver a empezar

A defender la punta

UN POTRO EMBRAVECIDO. JUAN MARTÍN DEL POTRO APOYÓ A DANIEL ORSANIC